3 jun. 2007

Retomando el contacto - Comentarios de Diego Levis

Durante estos últimos dos meses he tenido algo descuidado este espacio. Lo siento. Hemos recibido algunos comentarios y nadie nos ha enviado ninguna nueva historia. Entre tanto el interés por el uso de Internet como espacio para establecer y mantener relaciones afectivas no deja de incrementarse. Clarín creó un blog inspiradísimo en este que invita a compartir las historias de amor y desamor vividas en los alrededores de la Red (agradezco el reconocimiento pero me hubiese encantado que su editor al menos mencionara el origen de su idea. Uno genera ideas para compartirlas con la humanidad. Lo que lamento es que algunos hagan dinero con ellas y ni siquiera me inviten a un café en señal de agradecimiento)
La vida continua en Internet y fuera de Internet, sobre todo fuera de la Red. La semana pasada estuve charlando sobre Amores en Red en un programa de radio conducido por Pablo Novak y Andrea Campbell, dos actores inquietos que han empezado a incursionar en el apasionante mundo de la radio, y me dí cuenta en las preguntas, dudas y objeciones de todos los presentes en el estudio (personas entre 25 y 40 años, urbanas y alto nivel cultural) que persisten muchos prejuicios alrededor de las relaciones en la red. Cuesta todavía entender a Internet como un formidable medio de comunicación que muchas veces nos permite estar más cerca de las personas conocidas y en ocasiones nos sirve para conocer a personas que nunca hubiéramos conocido. No se distingue tampoco la diferencia entre usar la red para mantener una relación afectiva nacida en la propia red (lo que yo llamo en mi libro Amores en red "relaciones puras de Internet") y al de usar la red como un medio para contactar personas que pronto, si ambos lo desean, se conocerán personalmente (todo lo que después suceda ya nada tiene que ver con la red).

Los invito a seguir enviándome sus historias de encuentros y desencuentros en la red, los amores que nacieron y aquellos que no llegaron a florecer al amparo de la pantalla .
Diego Levis

No hay comentarios: